Importantes empresas de la industria del aire libre enfrentan a Facebook; exigen cambios

Patagonia, uniéndose a REI y The North Face, ha anunciado que suspende sus anuncios en Facebook al menos hasta el mes de julio. De esta manera, las empresas de la industria del aire libre adhieren a la campaña Stop Hate for Profit, que exige al gigante de las redes sociales que detenga el ambiente tóxico en sus plataformas.

Facebook ha sido acusada de no hacer lo suficiente para detener el ambiente tóxico en su plataforma. Se le acusa, incluso, de ser complaciente con la diseminación de desinformación y contenido de odio (intolerancia, racismo, etc.).

Como respuesta, se encuentra en desarrollo la campaña #StopHateforProfit (en español algo como “Detengamos el odio con fines de lucro”). Y un puñado de empresas de la denominada industria del aire (outdoor industry) libre han respondido a la campaña, suspendiendo sus anuncios publicitarios en Facebook e Instagram.

Dentro de la industria del aire libre, los primeros en anunciar su participación fueron los minoristas REI y The North Face. Lo hicieron el viernes.

El fin de semana se le unió Patagonia, exigiendo a Facebook acciones concretas. “Patagonia está orgullosa de unirse a la campaña Stop Hate for Profit. Hemos suspendido todos los anuncios en Facebook e Instagram, efectivo inmediatamente, al menos hasta finalizar el mes de julio, pendiente de acciones importante del gigante de medios sociales”, señaló la empresa en un tuit.

La compañía le pide a Facebook que deje de recaudar ingresos publicitarios de “información errónea y contenido dañino”.

Este desarrollo es algo nuevo. Desconocemos si este esfuerzo llevará a Facebook a realizar alguno de los cambios que sus críticos exigen. El gigante de las redes sociales está acostumbrado a lidiar con la presión regular de la prensa y de sus propios usuarios. Pero los esfuerzos de alto perfil de marcas que están renunciando a sus anuncios en Facebook e Instagram son algo nuevo.

Las instituciones artísticas, educativas, empresariales y de entretenimiento estadounidenses se encuentran autorevisando sus compromisos con la justicia racial, impulsada por el movimiento social surgido a raíz del asesinato de George Floyd.

En este contexto, la comunidad de la industria del aire libre también realiza su propio autoexamen.

Como lo señaló Tech Crunch, “a pesar de que empresas como REI y un puñado creciente de iniciativas independientes hacen esfuerzos para resaltar una comunidad diversa más allá de los hombres blancos heterosexuales que han dominado durante mucho tiempo la imagen del aire libre, la comunidad de aventuras debe lidiar con su reputación de toxicidad y ser hostil para cambiar”.

Si el cambio es difícil en esta industria, forzar al cambio a Facebook, una plataforma tecnológica con recursos y poder sin precedentes, es más parecido a mover una montaña.

La campaña

La campaña #StopHateforProfit fue impulsada por la Liga Antidifamation, la NAACP, Color of Change, Free Press y Sleeping Giants.

En su sitio web, Stop Hate for Profit señala que las “compañías tecnológicas no están haciendo lo suficiente para combatir el odio en sus plataformas sociales digitales” y nos invitan a unirnos a su campaña.

En un tuit, la NAACP va más lejos, atacando al fundador de Facebook. “Está claro que Facebook y su CEO, Mark Zuckerberg, no son simplemente negligente, sino, de hecho, complaciente en la diseminación de desinformación, a pesar del daño irreversible a nuestra democracia”.

La solicitud es clara. «Pedimos a todas las empresas que se solidaricen con nuestros valores estadounidenses más arraigados de libertad, igualdad y justicia y que no se anuncien en los servicios de Facebook en julio», afirma el sitio web de la campaña.

«… Enviemos a Facebook un mensaje poderoso: Tus ganancias nunca valdrán la promoción del odio, la intolerancia, el racismo, el antisemitismo y la violencia».

Síganos en las redes sociales:
error

Deja un comentario