Singer vs Katzenberg: Elliott Management esta financiando una demanda contra Quibi Streamer

Dos grandes pesos pesados se enfrentan, Paul Singer y Jeffrey Katzenberg. El fondo de Singer, Elliott Management, esta financiando una demanda contra una de las empresas de Karzenberg, Quibi Streamer, informó The Wall Street Journal (WSJ).

Elliott Management es uno de los inversores más poderosos de Wall Street. Administra más de 40 mil millones de dólares. Es uno de los inversores activistas más grandes y agresivos. Ha presionado a grandes corporaciones: desde SoftBank Group Corp hasta Twitter. Y ha logrado realizar cambios en las mismas. Hasta ha logrado, luego de 15 años en batalla, que Argentina pague bonos en mora.

El fondo esta financiando la demanda de Eko contra Quibi. Eko es una empresa de medios que permite la creación de videos interactivos. En marzo demandó a Quibi por violación de patentes y robo de secretos comerciales. Como parte del trato, Elliott adquirirá una participación accionaria cuyo tamaño no se conoce, dijeron personas relacionadas con el asunto.

Pareciera que la relación entre Eko y Elliot proviene fundamentalmente de los lazos de Singer con las empresas tecnológicas en Israel y con algunos de los inversores de Eko, dijeron las fuentes de WSJ.

Quibi Streamer es un servicio de transmisión fundado por Katzenberg. Lanzada el pasado 6 de abril, ofrece series y películas de corta duración para teléfonos inteligentes.

Según las personas familiarizadas con el asunto, Eko alega que Quibi uso sus patentes ilegalmente en «Turnstyle». Una característica de Quibi que permite a los creadores mostrar múltiples perspectivas según la posición del teléfono. Un portavoz de Quibi negó que la compañía haya infringido la patente de Eko.

Katzenberg es un veterano del entretenimiento y ha participado en litigios de alto riesgo. En 1999 ganó una batalla legal contra Disney para obtener parte de las ganancias de éxitos donde participó (Entre otros,»La  bella y la bestia» y «La Sirenita»). Obtuvo aproximadamente unos 280 millones de dólares.

Síganos en las redes sociales:
error

Deja un comentario