Se niega moción de juicio expedito en juicio sobre el COVID-19 como un MAE

Este jueves un tribunal de Delaware negó la moción Juweel Investor de un juicio expedito en el caso American Express GBT contra Grupo Carlyle y GIC.

Juwell demandó a la firma de capital privado Grupo Carlyle y al fondo GIC por incumplir con el contrato de compra de su participación en American Express GBT.

Juwell solicitó un juicio expedito argumentando que un acuerdo de financiación crucial dependía del cierre de contrato de compra antes del 30 de junio. De modo que, si la compra no se realiza antes de esa fecha el acuerdo de financiamiento no tendría lugar.

El tribunal negó la moción.

El tribunal indicó que aún en medio de la pandemia los tribunales de Delaware toman en serio los compromisos contractuales pero que acelerar el juicio no sería factible aún en tiempos normales. Ello por cuanto consideró  que es poco factible resolver en sólo 6 semanas un juicio sobre si las consecuencias económicas de COVID-19 constituyen un efecto adverso material (MAE) que permite a los demandados alejarse del acuerdo.

Asimismo, señaló que había otra razón para negar la moción. La espera de Juweel para demandar. Carlyle informó el 8 de abril a Juweel que las consecuencias de la epidemia podría impedir el cierre del acuerdo, no siendo hasta el 6 de mayo que  Juweel presentó la demanda.

El argumento de Juweel de que la demora se debió a intentos para persuadir a Carlyle para que cumpliera no convenció al tribunal. La empresa sabía que tenía una fecha límite para cerrar el acuerdo y así obtener el financiamiento.

En virtud de las razones expuestas el tribunal negó la moción de juicio expedito de Juweel.

Síganos en las redes sociales:
error

Deja un comentario