Las estrategias de salida están evitando la innovación, inhibiendo la competencia y cimentando los monopolios tecnológicos

En un artículo de opinión (op-ed) Mark A. Lemley, profesor de la Escuela de Derecho de Stanford y el estudiante de derecho Andrew McCreary sostienen que el foco en el «evento de salida» (exit event), principalmente la salida mediante adquisición) esta evitando la competencia disruptiva, cimentando monopolios tecnológicos, debilitando las innovaciones y socavando la promesa de Silicon Valley.

9 de 10 «salidas» de empresas respaldada por Venture Capital son vendidas a otras firmas

De acuerdo a la investigación de Lemley y McCreary más de 9 de cada 10 «salidas» (exit) de empresas con financiamiento de Capital Riesgo fueron ventas a empresas ya establecidas.

De allí, sostienen los investigadores, que el Venture Capital en lugar de promover la competencia y la innovación está fortaleciendo a las empresas existentes, que ya dominan el mercado.

El rol de las agencias anti competencia

Lemley y McCreary abogan por acciones más activas de los órganos que promueven la competencia. Consideran que las agencias antimonopolio deben ser más escépticas respecto a las empresas establecidas que compran startups.

Se supone que debería prohibirse que los monopolios establecidos adquieran startups competitivas, como, dicen los autores, la Ley Clayton (Clayton Act) le da el poder de hacer a los reguladores.

«También deberíamos preocuparnos sobre compañías comprando startups que no compiten directamente pero que ofrecen una posible plataforma para hacer el mercado existente obsoleto. De esta manera las agencias antimonopolio deberían agresivamente investigar fusiones en industrias complementarias, como la adquisición que hizo Facebook de WhatsApp o la que hizo Google de DoubleClick, aun si las compañías no son aún competidores directos en el momento de la compra», señalan Lemley y McCreary en su artículo.

Puedes leer el artículo completo haciendo clic aquí (en inglés).

Las observaciones de Lemley y McCreary son pertinentes

Como los autores señalan, Sillicon Valley cambió el mundo porque sus fundadores y los operadores de venture capital (venture capitalists) «querían ganar los mercados de mañana, no venderles a esos quienes ya ganaron los mercados de ayer».

La estrategia de salida explica cómo los inversores de la empresa pueden salir y generar un retorno. Usualmente, estas estrategias se dividen entre una IPO o una adquisición.

Siendo que 9 de 10 salidas son por adquisición, hay que concluir que Lemley y McCreary tienen un punto.

Y si la volatilidad de los mercados públicos continúa, es previsible que más startups desestimen la opción de las IPOs y opten por una fusión o adquisición.

Las adquisiciones recientes confirman lo señalado. PayPal adquirió a Honey por 4 mil millones de dólares estadounidenses, Intuit compró a Credit Karma por 7 mil cien millones de dólares y Visa compró a Plaid por 5 mil trescientos millones de dólares.

Síganos en las redes sociales:
error

Deja un comentario