El CEO de Disney renuncia a la junta directiva de Apple previo a la batalla global que incluye a Netflix y a AT&T

La renuncia de Bob Iger, CEO de Walt Disney Co, a la junta de directores de Apple Inc se produce porque los dos gigantes se preparan para lo que se prevé será una dura competencia en el negocio de la televisión por streaming, en el que ambas participarán.

La salida se produce tras el anuncio que la fabricante del iPhone hizo de Apple TV+, un servicio de streaming con un precio de $4,99 por mes, por debajo de los $6,99 que Disney cobrará por su propio servicio, anunciado a comienzo de año, Disney+. 

¿Por qué Apple y Disney se sentaban en la misma mesa?

La relación entre Apple y Disney ha sido única. Se originó cuando Steve Job, cofundador de Apple, ingresó a Disney como un director y accionista principal. Disney había comprado al estudio de animación digital Pixar, el cual pertenecía en su mayoría al fundador de Apple.

Después de la muerte de Steve Job en 2011, Iger se convirtió en director de Apple.

La batalla

Se avecina una guerra. Es la guerra del streaming. Una batalla por la TV de Internet.

Y es una guerra entre los grandes.

Disney, Netflix, Amazon, AT&T/HBO+. Y un nuevo y temible contendiente: Apple.

¿Y cómo comenzó todo? Con Netflix. Tras dinamitar el viejo modelo de la televisión, Netflix reinó en la nueva industria del streaming.

Pero ahora hay una perturbación en la industria.

Los imperios de los medios tradicionales como Disney, HBO+/AT&T, aprendieron como la tecnología está cambiando el negocio del entretenimiento y están contraatacando, dispuesto a aplastar la incursión de Netflix en su territorio. 

Estos gigantes han emergido de la primera fase de la guerra más grandes que antes. Más presupuestos. Más agresivos. Más ambiciosos.

Y como si fuera poco, a esa lucha por el control de la industria entre Netflix, Amazón con su Amazon Prime y los desafiantes Disney, HBO+ y Viacom/CBS, ingresa un peleador sin experiencia en esas lides, pero siempre, y en cualquier industria, un peleador de cuidado: Apple.

Hay preguntas. ¿Cuál empresa se alzará con la victoria? ¿Logrará Netflix retener la ventaja que tomó al ser pionero de la industria? En un mercado que se pone más y más concurrido, ¿podrán todos sobrevivir?

Disney y Apple son nombres grandes y sin duda sus rivales ya están sintiendo la presión.

  • Disney Plus será lanzado el próximo 12 de noviembre
  • El 1 de noviembre saldrá Apple TV Plus

Disney tiene una gran ventaja porque tiene décadas de experiencia haciendo cine y televisión. 

Cuesta mucho dinero hacer programas populares y Disney es experta en ofrecer franquicias de cine y televisión. Tiene a Pixar, Marvel, Star Wars y ahora a Fox Films.

Apple, en cambio, es una compañía tecnológica que no tiene experiencia en proveer contenido.

Entonces, ¿por qué temer a Apple? Por sus antecedentes. La compañía fundada por Steve Job trasforma industrias. Lo hizo una vez. Y luego lo volvió a hacer. Y después lo hizo de nuevo. Apple transformó la industria de la música, la industria de los aparatos móviles y la industria de la computación personal.

Además, Apple tiene una motivación especial. Las ventas del iPhone se han desacelerado. Y está buscando nuevas formas para mantenerse en la cima. 

Ese es un incentivo poderoso.

La renuncia de Iger se produjo el mismo día en que Apple revelará nuevos detalles sobre su servicio de streaming.

¿Y qué dicen los involucrados?

Este viernes Apple dio la noticia de la renuncia de Iger. “A pesar de que extrañaremos bastante sus contribuciones como un miembro de la junta, respetamos su decisión y tenemos la expectativa de que nuestra relación con Bob y Disney continuará en el futuro”, dijo Apple.

Por su parte, Iger dijo que ha sido “un extraordinario privilegio” el haber servido en la junta de Apple por ocho años. “Tengo el máximo respeto por Tim Cook, su equipo en Apple y por mis compañeros miembros de la junta”, añadió. “Apple es una de las compañías más admiradas del mundo, conocida por la calidad e integridad de sus productos y de su gente”.

 

Síganos en las redes sociales:
error

Deja un comentario