C.E.O de Overstock renuncia tras revelar que tuvo un romance con espía rusa

Patrick Byrne, el polémico pionero del comercio electrónico y C.E.O. de la empresa detallista en línea Overstock.com, renunció el pasado jueves. Su salida se produce después de que reveló, la semana pasada, que había tenido un romance con Maria Butina, una mujer acusada de ser una espía rusa.

A Maria Butina se le atribuye el haber puesto en ejecución un plan para infiltrar círculos políticos de Estados Unidos, bajo las instrucciones del gobierno ruso, antes de las elecciones presidenciales de 2016. Butina fue detenida y acusada por fiscales federales. Cumple actualmente una condena en prisión de 18 meses.

En su peculiar declaración dando a conocer sus vínculos con Butina, Byrne, consistente con su controversial personalidad, hizo referencias estrafalarias. Habló del «Deep State», de los «Men in Black» y de «espionaje político».

Dijo que conoció a Butina en una convención libertaria en Las Vegas en 2015. Que el interés de Butina por intentar conocer personas envueltas en las campañas de Hilary Clinton, Donald Trump y otros, le preocupó. Eventualmente, afirma, comenzó a comunicarse con el F.B.I. sobre sus interacciones con ella.

Después del anuncio de su renuncia las acciones subieron por encima del 8%. Jonathan E. Johnson III ha sido nombrado como C.E.O. interino.

Byrne alegó, en una entrevista, que su presencia estaba complicando las relaciones de negocios de la compañía. Esto incluye las conversaciones con un potencial comprador de la empresa, cuyo nombre declinó revelar. Se cree que algunos compradores potenciales podrían ser Target, Costco y T.J. Maxx.

Aunque ha renunciado, Byrne continuará vinculado a la empresa. Con un 15% de la compañía es su accionistas más grande. Además tiene una participación personal significativa en uno de los negocios de tecnología blockchain en que Overstock ha invertido.

Byrne, un sobreviviente de cáncer, sostiene que entendió que si no revelaba su vinculación en la investigación federal, otro podría hacerlo. Se decidió, dice, después de una conversación con Warren Buffett, C.E.O. de Berkshire Hathaway.

Los vínculos de Byrne con Buffett se remontan a los tiempos de su padre, John Byrne, en cuya empresa invirtió Berkshire Hathaway a finales de los 70.

Byrne siempre ha sido un sujeto controversial. Después de comprar una minorista poco conocida en 1999, la transformó en Overstock.com. En 2002 la empresa se hizo pública y poco después las acciones calleron. Byrne no lo tomó muy bien. Culpó a una red de compradores en corto (short sellers). Esto produjo un rompimiento familiar. Su padre dejó la junta, alegando que no podía apoyar la cruzada de su hijo en contra de Wall Street.

  • En 2005, Byrne lanzó una campaña en contra de las ventas en corto descubiertas (naked short selling). Sostuvo, coincidiendo con los reguladores de valores, que las ventas en corto descubiertas se utilizan en violación de la ley de valores para distorsionar los precios de las acciones de las empresas públicas.
  • Byrne lanzó acusaciones contra fondos de coberturas, empresas de investigación, periodistas, abogados y otros, a quienes no dudada en calificar de inescrupulosos. Sostenía que estaban conspirando para arruinar su compañía y obtener ganancias. Una demanda de Byrne y Overstock en contra de un fondo de cobertura se resolvió con un acuerdo por $5 millones. Otra contra una empresa de investigación se resolvió con un acuerdo no revelado.
  • De los 2000 también fue su cruzada contra una mente maestra de Wall Street a quien no identificó, pero al que llamó Sith Lord y de quien pensaba que estaba orquestando un complot para derribar las acciones de su compañía.
    En su sitio web personal, DeepCapture.com, ha promovido teorías estrafalarias, las cuales, junto con su enfoque altamente combativo contra sus críticos, han, si se quiere, ensombrecido sus logros empresariales.
    En 2011, el empresario Altaf Nazerali lo demandó por difamación e injuria. La corte corte condenó a Byrne a pagar $1.2 millones en daños.

Byrne seguirá en el juego. Intenta, dijo, relanzar su sitio web, DeepCapture.com para «continuar hablándole al mundo».

Además, seguirá, según afirma, vinculado a las inversiones en blockchain de Overstock y quizás en un nuevo negocio que aplique el blockchain al mercado de la energía eléctrica.

«Pero, primero quiero surfear», agregó.

Síganos en las redes sociales:
error

Deja un comentario