“El golpe de Estado de los accionistas ha fallado”, dice el fundador de Rich Energy

William Storey, el fundador de Rich Energy, el fabricante de la bebida energética del mismo nombre, ha dicho que “el golpe de Estado de los accionistas ha fallado”. La afirmación contenida en un mensaje publicado en su cuenta de Twitter, se produce horas después de que la empresa diera a conocer un comunicado en el que sostiene que la ruptura con Haas proviene de una fuente “no autorizada”, aludiendo, contrariando y desautorizando a su fundador, Storey.

Todo comenzó hace dos días cuando en la cuenta de la compañía en Twitter se anunció que Rich Energy dejaba de patrocinar al equipo Haas F1. Mensaje que habría sido publicado o aprobado por Storey, quien además de fundador es su CEO.

Seguidamente se supo que un grupo de accionistas manifestó su desacuerdo e intenta mantener el contrato de patrocinio. En este grupo se encontraría Justin King, padre de un corredor de F2, quien ocupa un puesto en la Junta Directiva de Rich Energy.

«El acuerdo no se termina y William no tiene autoridad para hacerlo. Los inversores están tratando de limpiar el lío de relaciones públicas, pero es el negocio de siempre», una fuente le dijo al portal Motorsport.com.

Sin embargo, el fundador de la compañía ha ripostado. Mediante su mensaje en Twitter publicado en la tarde de ayer, señaló que él controla los bienes de Rich Energy, que tiene el apoyo de los accionistas claves y que el ”golpe de Estado” en su contra ha fracasado.

Storey señala:

El ridículo comunicado de los accionistas minoritarios amigos de Red Bull y Whyte Bikes es risible. Su intento de golpe de Estado ha fallado. Yo controlo todos los bienes de Rich Energy y tengo el apoyo de todos los accionistas clave.

Red Bull es el archirival de Rich Energy y Whyte Bikes derrotó recientemente a Rich en la corte de justicia en un caso de derecho de autor relacionado con su logotipo.

En definitiva, existe una batalla interna en la compañía por su control. Están enfrentados el fundador, que quiere finalizar el contrato con Haas, y un grupo de accionistas, que quieren mantenerlo.

Es difícil creer que esta controversía se deba solo a diferencias sobre el patrocinio a Haas.

Rich Energy fue fundada en 2015 por William Store y un científico australiano que permanece en el anonimato. En realidad, el desarrollo del producto comenzó en 2009.

El mensaje en la cuenta de Twitter de la compañía, que dio inicio a la controversia, y que se le atribuye a su fundador, decía lo siguiente:

“Hoy @rich_energy terminó su contrato con @HaasF1Team por su pobre rendimiento. Aspiramos a vencer @redbullracing y estar detrás de @WilliamsRacing en Austria es inaceptable. Las políticas y la actitud de PC en @F1 también está inhibiendo también nuestro negocio. Le deseamos lo mejor al equipo”.

En respuesta, el comunicado de la compañía señala que ese mensaje ha sido responsabilidad de un único individuo que no tenía el visto bueno de la junta de accionistas. «Los mayores accionistas de Rich Energy quieren aclarar algunos mensajes emitidos en redes sociales por parte de una fuente no autorizada. Creemos de todo corazón en el equipo Haas, en su rendimiento, y en su organización. Por ello estamos totalmente comprometidos con mantener nuestra posición de patrocinador», señalan.

Anuncian que se encuentran en un proceso legal para cesar al responsable. “Claramente, las duras acciones de un individuo nos han causado mucha vergüenza. Estamos en un proceso legal para apartar a este individuo de sus responsabilidades ejecutivas».

«El incidente es lamentable, pero no haremos más comentarios sobre esto porque es sensible comercialmente y vamos a resolverlo a puerta cerrada. Deseamos confirmar nuestro compromiso con Haas y la F1 y queremos agradecer a Haas su apoyo y paciencia mientras resolvemos este asunto internamente».

Recientemente Rich Energy perdió un caso en la corte. Una orden judicial establece que a partir del próximo 18 de julio, la empresa no puede usar el logotipo de ciervo porque infringe los derechos de autor de la compañía Whyte Bikes.

Whyte, una empresa de bicicletas, cuestionó el logotipo de Rich Energy en un tribunal del Reino Unido. Storey y Staxoweb, diseñador del logotipo, fueron los codemandados. El tribunal falló a favor de la compañía de bicicletas.

Síganos en las redes sociales:
error

Deja un comentario